UNA PEQUEÑA PAUSA

Date

Cada día hay desafíos que nos cuestionan y hacen que nos preguntemos ¿Lo estoy haciendo bien?, la imposición de la obligación nos conduce a saturarnos de cosas necesarias e innecesarias que nos dejan agotadas. Como mujer, madre y esposa, en ocasiones siento que mis fuerzas se acaban y sé que tú sientes lo mismo también. 

 

Nada se puede renovar si no se reinicia, es por esto que es muy importante tener momentos de descanso no solo en la presencia de Dios en dónde podemos descargarnos y llenarnos nuevamente de él, también necesitamos momentos en los que realmente descansemos de forma integral, emocional y físicamente. 

 

Me gustaría compartir contigo algunas formas en las que puedes tener “pequeñas vacaciones diarias”. 

 

  • Toma tu bebida favorita sin prisa, ¡Te aseguro que no tardarás más de cinco minutos!
  • Escucha una canción con los ojos cerrados o levántate y baila, como si nadie te estuviera viendo. 
  • Cierra tus ojos por cinco minutos y mientras los cierras solo dí ¡Gracias Dios! 

 

No esperes a tener las vacaciones soñadas, puedes revitalizarte y reiniciarse diariamente y así no sobrecargar tu sistema. Pues si bien, aunque no somos del mundo, estamos en el mundo y para ello necesitamos tener todo nuestro ser en sintonía con nuestro espíritu. 

 

¡Pequeñas acciones producen grandes cambios!

MÁS
articulos

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies