¡CORONAVIRUS NO! ¡PARTO SI!
jedidiah

Date

El día comenzó tan tranquilo como otro cualquiera.

Me levanté la mañana del jueves para llevar, como siempre, a Annette al colegio mientras Domi y Desi siguen con sus clases online en la casa. Aunque tengo que confesar que durante la semana ya venía sintiéndome un poco rara, pero nada que resultara muy preocupante.

CESARIA PROGRAMA PARA EL 19 DE SEPTIEMBRE

De todas maneras, venía haciéndome chequeos casi diariamente, y, de hecho, tras dejar a las niñas en el cole, fui al hospital para un nuevo control. En todo caso la cesárea ya estaba programada para el sábado 19 de septiembre. Me tocaba otra vez cesárea ya tenía tres anteriores, así que no había otra opción. Entonces esa fecha era la más conveniente, ya que Falcao que estaba en Azerbaiyán, disputando el primer partido de la Europa League, estaría ya de vuelta.

Así que todo estaba preparado para recibir a nuestro príncipe el sábado a la mañana y hasta ese momento todo transcurría relativamente con calma. Sin embargo, el control en el hospital se alargó un poco y de repente se me hizo tarde para recoger a Annette. Así que salí corriendo y apenas pude comer muy rápido una ensalada, antes de ponerme de nuevo en ruta.

Cuando iba conduciendo, el camino de vuelta a casa se me hizo más largo que de costumbre porque empecé a sentirme mal, pero pensé que tenía indigestión por haber comido tan de prisa. Pero la cosa se fue complicando porque comencé a sentirme mareada y con náuseas.

Llegué a casa sintiéndome realmente muy mal, por lo que le pedí a mi cuñada que llevara a Domi y Desi a su clase de tenis porque yo no me sentía con fuerzas para moverme y me quedé en casa con Annette. Entonces decidí darme una larga ducha con agua calentita y de alguna manera eso me relajó. Después las niñas volvieron del tenis, y luego se hizo de noche y las acosté a dormir.

Ya más tranquila, pero aun sintiéndome mal, me puse a ver el partido y mientras tanto volví a comer una tontería para ver si se me pasaba el malestar, pero, por el contrario, la cosa empeoró y en ese momento no me quedaba duda de que había comido algo que me había sentado muy mal. Como no me podía dormir por el malestar, decidí esperar a Falcao que debía llegar en horas de la madrugada.

Mientras tanto, para distraerme, me puse a hacer la maleta que llevaría el sábado al hospital. Aún no la tenía preparada porque pensé que tendría tiempo. Me sentía tan débil que decidí ducharme otra vez para ver si me recomponía.

Finalmente llegó Falcao y cuando vio mi estado quiso inmediatamente llamar a mi ginecólogo, pero yo se lo impedí porque estaba convencida de que solo se trataba de una intoxicación y que ya se me pasaría. Pero él estaba tan preocupado que entonces decidió llamar su Doctor quien inmediatamente preguntó por mis síntomas:

mareo, descomposición, escalofríos y en un abrir y cerrar de ojos concluyó que se trataba de ¡Coronavirus!

Y en ese momento saltaron todas las alarmas y la locura empezó.

Falcao, ponte una mascarilla y aléjate, tu esposa tiene Coronavirus, le decía.

Tendrás que dormir en otra habitación, porque si te contagias no podrás jugar el partido del domingo. Yo no daba crédito a mis oídos, ¿cómo que tengo coronavirus? ¿y cómo que Falcao tiene que alejarse de mí ahora que estoy a punto de tener el bebé? ¡Dios mío! ¿qué está pasando? Ahora me rio de la situación, pero en ese momento estaba furiosa, pero a la vez estaba tan débil que no podía decir nada, mas que hiciera caso a su médico y se fuera a otra habitación.

Entonces se le ocurrió llamar a su tío que tiene amplio conocimientos en medicina y para colmo de males también dijo que era coronavirus y que todos en casa debían ponerse mascarillas inmediatamente. Yo no podía creer lo que estaba pasando, de repente el peligro era yo.

¡Coronavirus! ¡Coronavirus! Decía toda la casa

y en ningún momento se pensó que yo podía haber tenido un bebé. Ja, ja, ja… Y yo sabía que no tenía coronavirus porque ya me había hecho el test, pero no tenía fuerza para discutir. Así que decidí acostarme para ver si comenzaba a sentirme mejor. Pero de repente nada más sentarme me largué a vomitar. Vomité tanto y por todas partes como nunca en mi vida, tanto que Falcao se asustó y ahora si llamó a mi médico quien recomendó que me llevaran rápido a urgencias. así como estaba media desarreglada y con lo puesto llegué al hospital. Pero sin la maleta del bebé, porque para mí pensar, yo regresaba a casa en cuanto me curaran de la indigestión.

Sin embargo, cuando llegue al hospital ya no sabía si tenía dolor de panza o si tenía contracciones y efectivamente eran contracciones y el trabajo de parto había comenzado.

Nada de coronavirus, simplemente mi bebé quería salir a toda costa. Ja, ja, ja…

Entre tanto ya era la mañana del viernes y mi médico llegó y efectivamente dictaminó que la cesaría debía adelantarse. Y a las 10:58h, el viernes 18 de septiembre, nació Jedidiah Falcao García Tarón y fue realmente espectacular.

Todo salió muy bien gracias a Dios y llegó el día en que tenía que llegar porque esperó a que regresara su papá que estaba de viaje, de lo contrario se habría perdido ese momento mágico.

Estoy muy agradecida con Dios por sobre todas las cosas y con mi médico Dr. Serkan Oral y todo el personal del Hospital Americano que me trataron muy bien, fueron muy buenas personas que me dieron mucha tranquilidad en todo momento.

Fue realmente una experiencia hermosa que pude vivir en plena conciencia una vez que me pusieron la epidural. Me encantó porque yo estaba súper despierta y con una mezcla de sentimientos maravillosos entre el llanto y la risa, oramos con mi esposo esperando la llegada de mi principito, mientras el médico iba diciéndonos minuto a minuto cuanto quedaba para el nacimiento. Realmente fue muy emocionante, muy lindo. Pudimos poner música y entonces pedí que pusieran la canción The Blessing, de Kari Jobe y Cody Carnes, que le puse a Jedidiah durante todo el embarazo, y así cantando lo recibí al nacer. Él lloró y yo lloré también de felicidad.

“El parto es la única cita a ciegas donde la mujer tiene la certeza total de que conocerá al amor de su vida”.

El parto es un momento en que toda la fuerza de Dios fluye a través de la mujer y se establece una conexión con el bebé que es definitiva, porque conectas desde el corazón, fluyes, confiando el uno en el otro y uniendo lazos inquebrantables para siempre. Porque nosotras les damos la vida, pero ellos nos dan nuestra principal razón para vivir. Porque yo te ame desde antes que nacieras Jedidiah. Este es el milagro del amor de una madre. Esto es lo que yo siento y con estas palabras intento explicarte lo afortunada que me siento de ser madre otra vez. Porque, de verdad a pesar de ser la cuarta vez que vengo a esta cita a ciegas, disfruté mucho el proceso de estar embarazada y sentir lo que pasaba dentro de mi cuerpo, así como verlo cambiar e ir tomando esa enorme forma redonda que nos hace pensar que vamos a explotar.

Pero más que eso, el hecho de dar vida es ya un inmenso regalo de Dios como para ser feliz y sentirse dichosa la vida entera.

“Después de tener un hijo, te das cuenta de que el amor para toda la vida sí existe”.

Jedidiah significa el “Amado de Dios” Y es la promesa cumplida que Dios me había dado, así como me dio su nombre. Jedidiah ha llegado a nuestras vidas mostrándonos el amor y favor de Dios. Ya lo hizo antes también gratificándonos con nuestras tres hermosas hijas y ahora con nuestro principito que nos deja sin palabras a Falcao y a mí, para expresar cuán afortunados nos sentimos de ver como se hace grande nuestra familia y se edifica en el amor de Cristo. Jedidiah nació pesando 3,5 kg y midió 50 cm y ahora está creciendo hermoso y fuerte porque está tomando 100% leche materna y ya sus pies pequeñitos están haciendo huellas gigantes en nuestros corazones.

Es un momento muy dulce por el que estamos pasando toda la familia. Las niñas están encantadas con el nuevo hermanito, están muy implicadas en sus cuidados y quieren estar junto a él todo el tiempo y su papá cada vez más inspirado en la cancha lleno de amor por su nuevo tigrecito con quien desde ahora y para siempre gritaran juntos: ¡Gooll!

MÁS
articulos

25 comentarios en “¡CORONAVIRUS NO! ¡PARTO SI!”

  1. Que hermoso como relatas tú experiencia! que caos con todo esto del coronavirus . Pero bueno gracias a Dios tuviste un niño sano y fuerte. Que Dios los bendiga a todos!! Muchas bendiciones y éxitos a toda tú familia, desde cali, colombia un saludo.

    Responder
  2. Hermoso bebe hermosa familia y gran ejemplo a seguir muchas bendiciones para todos los quiero mucho mi mayor deseo algin dia conocerlos en vivo y ojala mi Señor Jesús me diera la oportunidad de trabajar para ustedes en lo que mi Señor Jesús disponga .

    Responder
  3. Es realmente maravilloso como expresas, comprendes y transmites el amor y la fe. Dios te bendiga en cada momento y mantenga siempre unida a tu hermosa familia

    Responder
  4. Q Nervios y emoción al tiempo… tu tenías esa tranquilidad q no era virus.. gracias a Dios y al cielo que todo salió bien y llegó el príncipe para robar tus sueños y corazón. El único amor a ciegas.. de corazón Felicidades para ti y tu familia llegó el complemento perfecto para q sea de gran inspiración.. Bendiciones y que el tigrecito haga mucha barra al papá y sea tan grande con el… gracias por compartir tu bello momento.. Dos los bendiga..

    Responder
  5. Hola mucho gusto, mi nombre es Ana Milena soy de Cali,Colombia. Acabo de leer ¡Coronavirus no!¡Parto sí!. Qué hermosas palabras para describir el.momento de dar a luz. Te admiro por la familia hermosa que tienes. Que Dios los bendiga e ilumine en esa gran tarea de ser padres. Un abrazo

    Responder
  6. Que linda expeririencia llena de alegria y sabiduria nos has comprtido lore bendiciones para esa hermosa familia que han conformado . Un abrazo y Dios continue fortaleciendo mas tu hogar . Saludos desde neiva huila colombia ,eres ,luz, paz, amor ,una mujer sabia

    Responder
  7. Wow que alegría y que bendición es tener hijos y ser de nuevo madres yo tengo 3 y quiero uno más pero ya me operé y me arrepiento los hijos son el amor más grande de el planeta dios bendiga a tu familia y a ti esta hermoso ese príncipe

    Responder
  8. Te felicito, tu experiencia me hizo conmover..recordar a mi hijo adorado q ya es todo un hombre… Eres un.ser de Luz, e inspiras…les deseo lo mejor del mundo… definitivamente Dios es bueno en todo momento! Un abrazo

    Responder
  9. Hermoso, bendiciones para todos y felicidades por tu precioso hijo, yo soy también otra afortunada de ser nuevamente madre…mi hijo nació el 12 de septiembre sus 36 semanas de gestación parto por cesárea de emergencia pues estaba perdiendo líquido. Ahora cuidando mucho de nuestro pequeñín que amamos con todo nuestro corazón el nacería para octubre 11 pero él decidió venir más temprano. Mi hijo es el resultado de oraciones hacia Dios, pues el año pasado perdí a mi otro hijito varon a 19 semanas de gestación y fue duro para todos, este año a pesar de tener un mioma en mi útero mi bebé nació sin complicaciones y muy sano. Bendiciones

    Responder
  10. Jehova Dios Los Siga Bendiciendo enormemente a ti a tu esposo y tus 3 princesas y al principe ….Eres una espectacular madre y admiro muchisimo como honrras a nuestro padre celestial en sus vidas
    ….FELICITACIONES ESTA HERMOSO EL NUEVO INTEGRANTE DE LA FAMILIA …BENDICIONES LORE Y DESEO ALGUN DIA PODERLOS CONOCER …SALUDOS DESDE CALI -COLOMBIA …

    Responder
  11. fwaooooo!!! que historia tan llena de suspenso, confianza en Dios y amor, Dios es bueno y te ha dado una hermosa familia. Bendiciones ! ! ! Saludos desde Cali – Colombia

    Responder
  12. Hola familia de la fe, Dios ha sido grande y maravilloso, gracias a Dios todo salió bien y lo de Covid fue falsa alarma, admirable esa fe que no tenías nada, el tigrecito estaba anunciando que ya quería estar con papás y hermanas. Hermosa familia unida y bendecida, Dios les continúe bendiciendo y su espíritu santo los guíe siempre, Amén abrazos desde Barranquilla, Atlco. Colombia

    Responder

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies