Quienes me conocen, saben que mantenerme en forma es algo que procuro combinar con una alimentación saludable. Una de mis disciplinas favoritas para ejercitarme es correr dado los maravillosos beneficios físicos y mentales que brinda. Sea que no corras o lo hagas poco, te contaré cinco cosas que me hicieron amar esta disciplina para motivarte a practicarla con mayor frecuencia.

  1. Te conecta con el entorno                                                                                             

Lo que más me gusta de correr es que puedo hacerlo al aire libre. Algo que suelo hacer es correr por la costa azul. Cuando corro por esos hermosos paisajes es imposible no inspirarme. De vez en cuando me detengo para sentarme a contemplar la majestuosidad de mi entorno y entonces descubro cuán beneficioso es poder ejercitarse en espacios abiertos. Simplemente te conectas con la naturaleza y ¡qué bien hace!

  1. Mejora tu rendimiento físico

Si hay algo que puedo asegurar, es que correr mejora tu estado de ánimo, te llena de energía y por ende, aumenta tu rendimiento. Solo basta con alternar las cuatro paredes del gym por un poco de aire fresco. Tan solo piénsalo: resulta mucho más agradable y motivador correr al aire libre que hacer ejercicios cardiovasculares en una caminadora.

  1. Rompe con la rutina

Aunque la rutina nos facilita la vida, es el enemigo número uno de la motivación. Por esa razón, antes de hablar de rutina de ejercicios, prefiero hablar de disciplina. Por eso me encanta correr, porque cada día puedo tomar una vía diferente a la anterior mientras corro, adoptar nuevos ritmos y establecer nuevas distancias de recorrido.

  1. Tiene un impacto positivo en tu salud

El Running no solo ayuda a estar en forma, sino que reduce los niveles de estrés o ansiedad, mejora el sistema inmunológico, cardiovascular y respiratorio, fortalece los huesos y acelera el metabolismo.

  1. Promueve un mejor descanso

Quizás se deba a la energía que empleas al practicar esta disciplina, pero la calidad del sueño mejora cuando corres habitualmente, lo que te permite levantarte cada mañana más descansada y con energías.

Los quiero!